Cinco métodos para el control de plagas

1. Método Higiénico

Procurar un entorno limpio y organizado es lo mismo que cerrar la puerta a los bichos. En algunos casos no será suficiente, pero sí el mínimo requerido para asegurarnos de mantenerlos lejos de nuestra propiedad.


2. Método Biológico

En ocasiones algo tan sencillo como adoptar una nueva mascota, puede solucionar su problema. Adoptar un gato para alejar los roedores, o saber quién sigue en el eslabón alimenticio e invitarlo unas vacaciones por el área de Infestación.


3. Métodos Físicos

Si la limpieza y orden no han sido suficientes, y tener una nueva mascota no está contemplado, es hora ponerse a trabajar y poner trampas por doquier. tener un aproximado de su ruta y colocarlas donde puedan caer en ellas.


4. Métodos Químicos

Los químicos pueden ser la opción más conocida y utilizada para lidiar con roedores e insectos. Presenta varias opciones en función del tipo de plaga con la que tengamos que lidiar, pero podemos distinguirlo básicamente en tres de ellos:

  • Los insecticidas

  • Los rodenticidas

  • La fumigación de Ambientes


5. Método por Tratamiento Térmico

Una opción libre de gentes tóxicos, es el tratamiento con calor, ideal por su efectividad, se eleva la temperatura en el área a tratar, hasta unos 50°C gradualmente, eliminando así los insectos en cualquier de sus fases de desarrollo.


Contáctenos para conocer los beneficios de contratar un servicio profesional de control de plagas.

Nuestros expertos resolverán su problema de plagas rápidamente
¿Tiene alguna infestación en casa?